Lo vintage está de moda

Lo vintage está de moda 1

En el mundo de la moda hay una máxima que reza: “todo vuelve”. Renovado, reciclado, pero vuelve. Es hora de revisar el guardarropa de nuestras madres y buscar en el baúl de las abuelas. Telas antiguas, encajes, enaguas, puntillas, todo sirve. El consejo es no deshacerse de nada, pues nunca sabemos cuándo lo viejo puede convertirse en nuevo.

El secreto para usar ropa vintage es saber llevarla con estilo. La idea es no parecer una maniquí de revista de los años 40, sino una mujer a la que le gusta la moda, y puede darse el gusto de combinar vestimenta de otras épocas, sin dejar de lado la modernidad de su vestuario.

Como lograr un estilo vintage

Muchas tiendas, ferias y  boutiques se especializan en la venta de ropa vintage, porque este estilo vino para quedarse, para renovarse y convertirse en un eterno nuevo. Para no temerle a las polillas, ni a la naftalina, ni pensar en que el vintage es un look que atrasa, es importante saber combinar prendas y perderle el miedo a lo usado.

Lo vintage está de moda 2

Así que, puedes darte el lujo de jugar  a los Años Locos y  ser una diva de los años 20 al mejor estilo Charleston, y hacer gala de largos collares, encajes, flecos, gargantillas y prendedores. Incluso si tu sueño es llevar un vestido de novia vintage, puedes conseguir diseños únicos, y sentirte una diva de Hollywood.

Lo fundamental en el estilo vintage son los accesorios, también conocidos como outfit. Estos pueden ser desde prendedores, accesorios para el cabello, capelinas, hasta collares, relojes, cadenas, y carteras. Esta moda que combina el espíritu de lo actual, con prendas más antiguas es una buena excusa para animarse a las faldas largas, a los encajes, a los borcegos, a los zapatos acordonados e incluso a los sombreros.

Sobre el universo de la moda  siempre sobrevuela un espíritu de nostalgia y revisión por el pasado. Este espíritu es perfectamente congruente con lo nuevo, con las ideas de las nuevas generaciones de diseñadores, y por supuesto, con el gusto por el buen vestir.

Así, que este es el momento indicado para rescatar aquellas prendas olvidadas en el desván, aquellas que pensamos que nunca más se usarían: camisas con encajes, gafas, collares  de perlas, faldas largas, sacos con botones grandes, cadenas, prendedores, relojes antiguos, medallones…todo vuelve. La moda es un eterno devenir.

Compartir en Google Plus

Acerca de Cecilia Chiaramello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios