El estilo grunge: la moda de la contracultura

El estilo grunge: la moda de la contracultura  1

Fue a fines de la década del 80  en Estados Unidos  cuando el género musical grunge, logró  plantar la semilla de  un movimiento tan vasto y potente, que se extendió y evidenció en muchísimas expresiones artísticas y culturales durante toda la década de los 90.

Esta subcultura, transgresora y rupturista respecto a los mandatos tradicionales, al consumismo y las reglas establecidas del sistema capitalista, irónicamente tuvo su correlato en el mundo fashion, convirtiéndose así en un  concepto de moda, repleto de objetos fetiches y consumistas.

Estética de la protesta y el inconformismo

La ropa define nuestra personalidad, nuestros gustos y es una buena forma  de manifestarnos frente a lo que nos rodea. En sus inicios  la estética grunge cruzó las barreras impuestas por la moda y durante la época de los noventa se configuró como un verdadero panfleto de protesta y posición ideológica frente a un mundo, que según los adolescentes, los que expulsaba y marginaba económica, política y culturalmente.

Iconos de la cultura grunge

El mítico Kurt Cobain, cantante de Nirvana enarboló de ideología grunge, e impuso este estilo despreocupado y repleto de desparpajo. En los años 90 celebridades como, los entonces juveniles, Johnny Depp, Winona Ryder o Kate Moss hacían gala de este estilo y lo imponían como tendencia.

Estéticamente este estilo urbano luce una cierta despreocupación y apatía por la moda. Sweaters raidos y viejos, vaqueros rotos y desgastados, camisetas anchas y las infaltables camisas a cuadros, zapatillas de tela, o botas tipo Dr. Masterns, cabello desalineado y largo, y camperas de cuero.

Accesorios y básicos

Grandes sudaderas, amplios jerseys, vaqueros rotos, medias raídas, estampas a cuadros y zapatillas Converse, son los básicos infaltables de cualquier vestidor grunge osado, e indiferente de las máximas del universo fashion.

El make up del grunge, es natural, con los labios rojos y los ojos delineados en negro. Gorros de lana, y prendas desgastadas, grandes bufandas, medias oscuras, y faldas debajo de las rodillas son los must de este estilo. Atrévete a incorporar accesorios grunge y consigue un look rebelde y cuidadosamente desarreglado.

Compartir en Google Plus

Acerca de Cecilia Chiaramello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios